martes, 27 de noviembre de 2012

¿Todas las Feministas son Tontas?


Por John Theother

Caitlin Moran es una columnista para el London TImes y es la autora del libro "Cómo ser Una Mujer."

Ella fue entrevistada recientemente por la revista New Yorker sobre sus puntos de vista de la "relevancia" de la ideología del feminismo [1]. Además, Caitlin Moran es una tonta. Por supuesto, yo pudiera haber sido un poco más astuto y usar la palabra MORON que es similar a Moran, pero eso era demasiado fácil.

El artículo reitera algunos puntos hechos en el libro de Moran "Cómo ser...", que sólo el 29% de las mujeres americanas se identifica como adherente a la ideología que empieza con F. Este número motiva a Moran a preguntar con cierta gracia: "¿Damas qué creen que es el feminismo?"


Esta foto no fue alterada para hacer que ella no parezca una villana de Disney

Sin intentar hablar a las damas antes mencionadas, feministas o no feministas, muchas de ellas piensan que el feminismo es una ideología dogmática construida con odio y violencia.

Unos años después de enfrentar esta ideología de género y sus adherentes, estoy inclinado a pensar que la respuesta a "¿Qué piensas que es el feminismo?" sería una religión de odio y una forma de encuesta informal de mis colegas mujeres, yo sé que estoy sólo en esta perspectiva.

Moran se permite responder la pregunta [2] con su declaración "¿Qué parte de liberación para las mujeres no es para ti?" Implicando que las mujeres y el feminismo son lo mismo y regocijándose de ¿la liberación de que cosa? Ella menciona libertad para votar, pero ignora el costo que sólo los hombres han pagado históricamente para ganar su voto. Moran menciona las innovaciones legales para que las mujeres no sean propiedad del hombre cuando se casen. Excepto que las mujeres nunca han sido propiedad del hombre, sin importar lo que declaren las ideólogas revisionistas de la historia.

Moran también, aparentemente ha desarrollado una nueva técnica de ofuscación hiperbólica, la cual, a pesar que ella no la ha publicado en forma de libro, la llamaremos Moranología. Ella provee una ejemplo de esta técnica mientras discute su libro, Morantología.

"La idea de no ser capaz de controlar mi propia fertilidad genuinamente me aterroriza. Ese error podría cambiar tu vida. Que todo lo que soy y lo que hago podría terminar si se rechazan leyes por las cuales nuestras madres pelearon tan duro, que las mujeres han esperado toda la vida de la humanidad para lograrlas. Porque eso es lo que el movimiento anti-aborto quisiera: una situación donde ninguna mujer tenga permitido cometer un solo error sin recibir las consecuencias por el resto de su vida. Así como solía ser, hasta hace muy poco tiempo atrás.

"Imaginen un paralelo en las vidas de los hombres. Sales una noche, te emborrachas y te comportas mal, en póquer. Despiertas a la mañana siguiente y alguien llega a tu puerta con un hombre de 25 años llamado "Ray", te dice, "ahora eres responsable financiera y moralmente responsable por este hombre por el resto de tu vida," y después se va, dejándote con Ray. Eso es no permitir a las mujeres rectificar - rápida, segura y legalmente - un embarazo accidental. Excepto que la versión de Ray es más fácil porque él es un hombre adulto - no un bebe pequeño con el que tienes que sacar de tu cuerpo y amamantar y atender a las 4:30 de la mañana, y dejar tu trabajo para atenderlo. Tal vez arriesgar tu vida, tu cordura o tu felicidad por él. No sólo por la simple inhumanidad del acto sino porque siento que rebaja a los cuidados de maternales."

"Esto sugiere que esa gente piensa que tú puedes cuidar mientras estás aterrorizada, sin ganas, agotada o simplemente cuando no quieres. Y alguna gente puede. Pero yo creo en dar el inicio más favorables a las relaciones madre-hijo. Y los inicios más favorables inician, desde mi punto de vista, con decidir qué quieres el bebé en primer lugar. No en esperar amarlo en nueve meses después de que el gobierno ha invadido tu cuerpo, y te forzó a hacer lo que no querías. Las mujeres siempre han abortado. Las mujeres siempre lo harán. Ningún tipo de gobierno hará que algo inevitable y peligroso sea ilegal otra vez."

Esta entrevista se publico en la edición de internet de The New Yorker y no en The Onion. Lo revisé dos veces.

Moran he descrito con exactitud la realidad de los hombres ante la inexistencia de derechos reproductivos, pero ella se ha alejado de la tierra de la razón, la cordura y la realidad, con el prefacio con el que empieza: "Imaginen un paralelo en las vidas de los hombres."

Después ella utiliza la ficción para describir la realidad presente de los hombres al no tener derechos reproductivos, al crear la escena de apostar y quedar con deudas, en lugar de ser forzado a participar en la paternidad, lo cual es lo que muchos hombres enfrentan en el mundo real.

¿Acaso la revista New Yorker está satirizando al feminismo? ¿O acaso la editora de internet y Caitlin Moran están en semejante estado de negación de la realidad que han descrito la realidad masculina - pero fallaron al reconocer su propia escritura y la han republicado como si fuera una hipótesis? ¿Imaginen si los hombres estuviesen en una situación tan dura?

Estamos en esa situación. Las feministas tontas no se dan cuenta.





No hay comentarios:

Publicar un comentario